Proceso de fabricación de alfombras anudadas a mano y tejidas a mano

Las alfombras Sukhi anudadas a mano y tejidas a mano son creadas por hábiles artesanos, que reciben salarios justos y trabajan en buenas condiciones.

Pero estos dos tipos de alfombras no son iguales. La forma en la que se elaboran es diferente. La complejidad y el tiempo empleados para hacerlas también difieren.

Los clientes a menudo nos piden que les expliquemos por qué son diferentes. ¡Echémosles un vistazo!

¿Cómo se fabrican las alfombras anudadas a mano?

Nuestras alfombras anudadas a mano están fabricadas utilizando técnicas antiguas. Sus creadores las hacen usando piezas individuales de lana. Se utiliza un telar.

El trabajo es lento y minucioso. El proceso requiere una habilidad excepcional. El resultado final es una alfombra impresionante. Son unas de las mejores alfombras que se pueden comprar.

Creemos que los materiales son la base de cada alfombra. Por eso solo utilizamos materiales sostenibles de alta calidad, como la seda de bambú y la lana. Son fundamentales para unas exquisitas alfombras anudadas a mano.

Nuestra lana virgen es cardada y limpiada para transformarse después en hermosas hebras.

¿Cuál es el tercer paso en el proceso para hacer una alfombra Sukhi anudada a mano? Teñir la lana. El proceso de teñido es muy importante. Nos permite crear cientos de colores diferentes y vivos.

Por último, comienza la parte más laboriosa del proceso. Nuestros maestros artesanos empiezan a tejer la alfombra.

Una alfombra Sukhi anudada se realiza a mano, sin métodos que aligeren el proceso. La labor se realiza en un telar especialmente diseñado.

Las hebras verticales se atan al telar. Son hebras resistentes y duraderas. Al final se convertirán en los flecos de la alfombra. La trama horizontal se entrelaza con la vertical. Estas importantes hebras verticales conforman la base.

Luego, nuestros hábiles artesanos hacen los nudos a mano. Los atan en la urdimbre. Luego los cortan y finalmente aseguran el nudo. He aquí un hecho sorprendente. ¡Un tejedor experto de Sukhi puede atar treinta nudos por minuto! Algunas veces se atan hasta 10.000 nudos al día.

Es importante recordar que las alfombras Sukhi pueden llegar a tener patrones muy complejos. Esto puede hacer que lleve mucho tiempo terminarlas.

Una vez acabadas, las alfombras se lavan. El proceso de lavado saca a relucir la belleza natural de la lana y el lustre. Además, el lavado ayuda a que se desincruste cualquier posible rastro de suciedad que se haya acumulado durante el proceso de tejido. Posteriormente, nuestras alfombras anudadas a mano están listas para ser igualadas y recortadas.

Este es el proceso, en pocas palabras. Cada alfombra terminada es una verdadera obra de arte.

¿Cómo se hacen las alfombras tejidas a mano?

Las alfombras tejidas a mano son bastante diferentes. Están hechas a mano, claramente. Pero aquí está la diferencia más destacada. Las alfombras tejidas a mano no se elaboran atando nudos. Esto quiere decir que se pueden hacer más rápido. Son mucho más económicas que las alfombras anudadas a mano y aun así son de una calidad excepcional.

Aunque existen también alfombras tejidas a máquina, en Sukhi siempre lo hacemos todo a mano.

Las alfombras tejidas a mano se hacen utilizando una herramienta altamente especializada. Se llama pistola de tejido. La lana se introduce en un tipo especial de soporte, con un estampado con el diseño completo.

Primero la lana se introduce en el soporte siguiendo el estampado. Entonces comienza un segundo proceso. Otra pieza base llamada telón de gasa se aplica utilizando un pegamento de látex. El pegamento debe secarse y, por último, se añade una tela protectora a la parte posterior de la alfombra.

Entonces comienza el último paso del proceso y se corta la alfombra. Esto quiere decir que todos los hilos de arriba se cortan. Este corte es el que crea el pelo.

Estas alfombras no tienen la alta calidad especial de las alfombras anudadas a mano, pero el resultado sigue siendo una hermosa alfombra hecha a mano.