Proceso de fabricación de alfombras de lana gruesa y las alfombras de lana tejidas

Gran talento en la elaboración, lana de la mejor calidad y amor. Estos son los tres elementos que componen nuestras gruesas y confortables alfombras Sukhi.

No tienes más que caminar sobre ellas. Tus pies sentirán al instante la calidez y la rica complejidad de sus texturas. Estas alfombras reversibles están diseñadas para durar décadas.

Con solo mirar una alfombra Sukhi descubrirás un mundo complejo. Fabricar una alfombra de lana gruesa o lana tejida es una inversión de tiempo y pasión. Echémosle un vistazo a este ancestral proceso de creación.

Paso uno: la lana de mayor calidad del mundo

Una excelente alfombra de lana necesita una lana excepcional. En Sukhi estamos obsesionados con usar los materiales vírgenes de mayor calidad que podamos encontrar. ¡Es justo lo que necesitan nuestros artesanos para realizar su magia!

Nuestras alfombras de lana gruesa y lana tejida se elaboran utilizando lana gruesa de Nueva Zelanda. Esta lana es hipoalergénica y antibacteriana.

Para obtener lo mejor de la lana es necesario un proceso de tratamiento. Debe ser cardada, cepillada y luego tejida en suaves hebras de lana. Nuestro hilo también está hecho a mano, aportando mayor resistencia y suavidad.

Nuestros artesanos tratan a mano las hebras usando agua jabonosa. Este proceso incrementa la durabilidad a la vez que reduce la formación de pelusas. Luego las hebras se sumergen en agua fría y se enjuagan con cuidado.

Paso dos: agujas enormes

Pasemos a la siguiente fase del proceso. ¡Nuestros habilidosos artesanos usan agujas enormes! Son necesarias para crear el tenso trenzado de las alfombras de lana. Descubrirás que estas alfombras tejidas a mano son muy duraderas.

Paso tres: montar los puntos

A continuación, nuestros artesanos tienen que montar los puntos. Cogen los ovillos de lana y localizan el extremo, colocándolo en medio. Este proceso requiere utilizar nudos corredizos. Hay que darle una vuelta como si fuera a hacerse un nudo. Por último, nuestros artesanos pasan la hebra y tiran con fuerza del nudo.

Paso cuatro: tejer

En este momento, ¡comenzamos a tejer! La técnica utilizada es muy similar a la forma de tejer que conoces. Pero hay una gran diferencia. Se hace con agujas “gigantes.” Son mucho más grandes que las agujas de tejer normales.

Paso cinco: cerrar los puntos

La aguja con todos los puntos queda en la mano izquierda. Cerrar los puntos quiere decir que hay dos puntos para la aguja derecha. Los artesanos de Sukhi empiezan tejiendo dos puntos, y pasan el primero por el segundo. Por último, cierran el punto.

Paso seis: puntos otra vez

Después, nuestro artesano teje un punto más y vuelve a cerrar el punto otra vez. Este proceso continúa hasta el final de la fila. La fila acaba cuando solo queda un punto en la aguja derecha.

Paso siete: cortar la hebra

Ahora, se corta la hebra, dejando una cola que normalmente mide el largo del brazo de un hombre. Esta cola se pasa por dentro del último punto.

Comparando nuestras alfombras de lana gruesa con las tejidas a mano

¡Ambas alfombras son maravillosas! Pero descubrirás que nuestras alfombras de lana gruesa son mucho más densas que las tejidas a mano. La naturaleza de la lana añade un gran atractivo visual y complejidad.

Permite a nuestros artesanos mostrar su enorme destreza. El grosor de estas alfombras aporta vida y unas dimensiones especiales.

A la hora de tejer, las técnicas usadas para las alfombras de lana gruesa y para las tejidas son, evidentemente, diferentes. Los distintos patrones de tejido se pueden apreciar a simple vista.

Estos dos tipos de alfombras difieren también en otras cosas. Las alfombras tejidas en lana tienen un poco más de solidez. Las de lana gruesa son más suaves y están un poco más sueltas.

Nuestros habilidosos artesanos pueden crear alfombras rectangulares en una deslumbrante variedad de colores. Cada alfombra Sukhi es una obra de arte única. Está creada con pasión y amor por un maestro artesano.

Después de verla y tocarla, nunca más volverás a estar satisfecho con otra alfombra.