Sukhi nace de las manos de dos personas emprendedoras que tras su primera visita a Nepal han decidido hacer algo para lograr un verdadero cambio. Cuando uno sale de Europa y viaja a países de menos recursos económicos se asombra con las condiciones de vida de sus habitantes. Nos entran las ganas de llorar y, enseguida, de hacer algo para combatir esta desigualdad. Sin embargo volvemos a casa, seguimos nuestras vidas “normales” y, aunque esto haya tenido un impacto en nosotros no nos quita el sueño. Además las dificultades que se presentan a la hora de hacer algo acaban por vencer las ganas de actuar. Con todo Nasia y Wouter no lo han vivido de esta forma. Ambos han visto aquí una oportunidad para recuperar el conocimiento artesanal de las alfombras y ponerlo en marcha en talleres donde pudieran ofrecer un trabajo y unas condiciones laborales dignas a personas que las necesitan. Tras varios meses de trabajo han creado este proyecto social y lo han implementado primero en Nepal, después en la India, Marruecos y Turquía.

Comercio Justo

La idea no es obtener el máximo de ganancias sino desarrollar un sistema de comercio justo, con ventas sin intermediarios y donde los protagonistas sean las personas que trabajan en Sukhi. En cada país encontrarás los artesanos y las artesanas que colaboran con nosotros. En tu misma alfombra llegará una etiqueta que pone el nombre de la persona que la hizo y te podrás poner en contacto con ella a través de un correo eletrónico que está adjunto a su fotografía en nuestra página web. Además te darás cuenta que nuestros precios no son tan elevados si hablamos de piezas artesanales de mucho valor y trabajo invertido.

bolas-de-fieltro-listas-para-una-alfombra

Más que una tienda

Nuestras alfombras no son simples elementos de decoración. Son obras de arte que cuentan historias de personas. Modelos exclusivos y personalizados que también quieren aportar algo único a tu hogar. Se trata de una forma de recuperar la sabiduría ancestral, que pasa de generación en generación y que se mantiene hasta la actualidad. La venta es online para ahorrar los costes de espacios físicos y así ofrecerte un precio digno, de un producto hecho en condiciones laborales dignas. El trabajo no se hace en masa, cada alfombra se solicita por pedido y es única. Los materiales son naturales, sin químicos y respetuosos con el medio ambiente. Además puedes personalizar la tuya con distintos diseños y colores.

los-fundadores-de-sukhi-en-el-taller-de-marruecos

¿Por qué comprar en Sukhi?

Aunque a veces no seamos conscientes del poder que tenemos como consumidores nosotros te podemos asegurar que al comprar una alfombra en Sukhi estás ayudando de forma directa a varias personas con vidas difíciles y de menos recursos. Tu compra nos ayuda a pagar los sueldos de nuestros/as trabajadores/as, a mantener los talleres abiertos para que sigan trabajando, a que sus hijos vayan a la escuela y tengan acceso a una educación que de otra forma sería casi imposible, a comprar la comida que es un bien esencial y un derecho básico de todo el ser humano. Tu compra tiene un gran impacto en la vida de otras personas. Tú te llevas un producto de gran calidad y nuestros profesionales pueden acceder a una vida digna a través de tu elección como consumidor.

artesana-preparando-el-almuerzo

Tú decides a quién dar tu dinero. El mismo dinero que tú ganas a cambio del tiempo y de los años de vida que dedicas a una empresa. ¡Piénsalo antes de actuar!