Instrucciones de mantenimiento

Dar la vuelta a la alfombra

No olvides darle la vuelta al menos cada seis meses. De esta forma te aseguras de que la alfombra de lana se desgasta de manera uniforme.

Limpieza con aspiradora

Cuando recibas tu alfombra, límpiala a conciencia usando la aspiradora para garantizar que no hay partículas sueltas.

Tu alfombra es delicada y requiere un buen mantenimiento. Si quieres evitar que se acumule el polvo y la suciedad, usa la aspiradora con frecuencia, así conseguirás que se conserve en perfectas condiciones durante muchos años.

¿Se ha eliminado todo el polvo? Perfecto, puedes mojarla sin problema.

Tratamiento de manchas en alfombras de lana

Hay muchos métodos para eliminar las manchas, a cual mejor.

A nosotros nos gusta éste en particular. Lava tu alfombra con una manguera y aplica suavemente con una esponja detergente diluido.

Aclárala bien con agua para eliminar los restos de jabón y ¡listo!

Seca enseguida tu alfombra

Las alfombras de lana han de secarse con rapidez, y la mejor manera de eliminar el exceso de agua es escurrirlas o tenderlas para que se sequen al sol. Siempre debes evitar usar la secadora, ya que podría tener consecuencias irreparables.

Prevención de manchas a largo plazo

La mejor forma de evitarlas es tratar la mancha inmediatamente.

Utiliza una mezcla diluida de agua y vinagre, suele funcionar bastante bien.

Evita frotar tu alfombra, ya que al hacerlo la mancha empeorará.

También puedes usar espuma seca especial para alfombras, que elimina las manchas y la suciedad de las alfombras de lana. En cualquier caso, ten mucho cuidado al usar otros productos antimanchas, podrían estropearla.

Si no estás seguro de cómo eliminar la mancha, siempre puedes recurrir a ayuda profesional, sobre todo si se trata de manchas dejadas por tu mascota, de tinta o vino seco.

  Loading...