Instrucciones de mantenimiento

La materia prima que utilizamos es lana pura de primera calidad procedente de Nueva Zelanda, con la que nuestro equipo en Nepal elabora alfombras resistentes y de gran belleza.

¡Y lo mejor de todo es lo que estás a punto de leer! La lana repele de manera natural la suciedad y los líquidos, por lo que las alfombras de bolas de fieltro son muy fáciles de limpiar, además de ofrecer una resistencia y durabilidad sin rival.

Limpieza con aspiradora

Mantener limpia tu alfombra es muy fácil, solo tienes que pasar la aspiradora y  sacudirla de vez en cuando. Las partículas de polvo que encontrarás debajo son restos de jabón del proceso de afieltrado y desaparecen rápido.

Tratamiento de manchas y líquidos

Evita mojar tu alfombra Sukhi, pero si esto ocurre, no te preocupes, son cosas que pasan.

Usa un paño con jabón y absorbe el exceso de líquido. Es importante frotar con cuidado. Continúa hasta que la mancha desaparezca o disminuya.

¿No has conseguido eliminarla siguiendo los pasos de arriba? Acude a un servicio de limpieza profesional de alfombras.

Si aún así la mancha no se elimina, no todo está perdido. Nuestras alfombras son reversibles, así que puedes darle la vuelta y usarla por el otro lado.

  Loading...